¿Por qué contratar en Latinoamérica? Esta pregunta se la realizan a diario miles de empleadores y responsables de recursos humanos en España. El propósito de este artículo es desgranar algunos de los beneficios que tiene contratar talento procedente de América Latina, así como detallar algunas plataformas ya existentes, como por ejemplo Bait, que simplifican esta labor con todas las garantías. Y no es una ayuda baladí, puesto que contar con ayuda especializada de asesores de adquisición de talento en este reclutamiento es imprescindible atendiendo a que Latinoamérica es una enorme extensión compuesta por 33 países, cada uno con su idiosincrasia.

¿Por qué contratar en Latinoamérica?

Atraer e involucrar talento de alta cualificación es especialmente interesante en América Latina. Es un inmenso mercado de profesionales preparados para trabajar en remoto. Ya no solo cabe pensar en «contratar para traer a vivir» sino que la confluencia heredada de dos grandes revoluciones:

  • Desarrollo tecnológico
  • Mercado laboral y empresarial deslocalizado post-Covid

invita a pensar en contrataciones en origen para conectar con nuevo talento en remoto. La tecnología ha conseguido un cambio de mentalidad en el empresario español, dispuesto a contratar el talento que necesita allí donde esté, sin necesidad de competir con la predisposición o no del trabajador a dejar su entorno familiar, puesto que trabaja en remoto.

Las ciudades más grandes de Latinoamérica han dado (y en eso siguen) un giro de timón a algunas medidas que las condenaban al ostracismo, para ganar en competitividad. A fe que lo están consiguiendo. Entre estas disposiciones podemos citar como preferentes:

  • Actualizaciones de infraestructura,
  • Universidades mejoradas
  • Conectividad global
  • Atraer nuevas inversiones a partir de reformas fiscales

La importancia de contratar talento

Contratar talento es cada vez más importante. Siempre lo fue. Tener a trabajadores cualificados que aportan mejoras a nivel general al producto/servicio, fue siempre una ventaja competitiva de primer orden.

El mercado actual, globalizado e interconectado, ha elevado a cotas máximas la inclinación a buscar talento. La alta tasa de competitividad que trae consigo competir con empresas de todo el planeta, hace imprescindible contratar talento. En el talento, se asume, está la diferencia.

Estímulo. El talento brilla y el brillo atrae miradas. Una persona talentosa estimula a sus compañeros a emular ese nivel de brillantez y de reconocimiento.

Contratar empleados baratos, ya no es prioritario para un número creciente de empleadores. La máxima rentabilidad empieza por vender y el cliente quiere lo mejor. Lo mejor hay que pagarlo.

¿Qué beneficios trae el contratar talento?

  • Mejor producto/servicio: no solo se trata de buscar a los mejores en su cometido. Existen otros beneficios anejos como aportar formas de hacer las cosas más rápidas, fáciles y mejores para la empresa.
  • Gastar menos tiempo y dinero en adiestramiento: cuando contratamos personal no cualificado, tenemos que formarlo. El talento contratado ya viene con la lección aprendida de casa. Es más, bajo su influencia, el resto del equipo asimilará nuevos conceptos y prácticas. El talento aporta su nivel, pero eleva el del conjunto por asimilación.
  • El poder de las ideas: el talento normalmente aporta nuevas ideas ignoradas hasta entonces por la empresa. La gente con talento, en un contexto donde no se dilapida la iniciativa, pueden aportar ideas o procesos que la empresa no había considerado hasta ese momento.
  • Estímulo. El talento brilla y el brillo atrae miradas. Una persona talentosa estimula a sus compañeros a emular ese nivel de brillantez y de reconocimiento.

Conclusiones

  • Latinoamérica es un caladero de oportunidades a nivel talento. Un enorme potencial humano de países con un desarrollo demográfico que, sin embargo, arroja cifras preocupantes en Europa. Además, se están poniendo las pilas en el ámbito fiscal, universitario, conectivo-tecnológico, laboral… resultando cada vez más competitivos en el concierto internacional.
  • Contratar talento es rentable. Aunque a priori pueda parecer más caro —por vía salarios— acaba redundando en mayor éxito productivo, comercial y de clima laboral, lo cual compensa con creces lo pagado.
  • Para captar ese talento en Latinoamérica, existen plataformas como Bait, que ayudan a los responsables de contratación de talento a alcanzar las mejores opciones disponibles en un mercado complejo e idiosincrásico como es el latino.

Revista de Empresa
RECIBE NOTICIAS DE EMPRESA en tu correo

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.