Cristina Acosta García es una joven abogada que lidera el equipo de profesionales pertenecientes a la abogacía joven cordobesa que se encarga de velar e incentivar el papel de los abogados de más reciente cuño en la ciudad de Córdoba. Con ella hemos querido hablar del momento actual, de lo que significa ser un/a abogado joven hoy por hoy.

¿Cómo está siendo su mandato al frente de la abogacía joven cordobesa?

En primer lugar, hay que aclarar que existe un equipo de siete personas que formamos la agrupación. Todo lo que la agrupación realiza es consecuencia del trabajo consensuado antes de llevarlo a cabo por todos los miembros por lo que, aunque se encabece por la presidencia siempre debe tenerse en mente que la realidad es que es un trabajo en equipo.

Durante los primeros 6 meses, aun con el COVID presente, hemos podido organizar, como era habitual, los diferentes eventos con cierta normalidad. Esto era uno de nuestros principales metas, ya que con el inicio de la pandemia el contacto entre compañeros se perdió y creemos fundamental la unión y el intercambio de ideas entre todos para poder ejercer la profesión, sobre todo los de reciente incorporación, que en ocasiones necesitan más apoyo del Colegio.

Aparte de estos eventos jurídicos, o la tradicional fiesta de la pandereta, se puso en marcha en el mes de septiembre un convenio con el Ayuntamiento de Córdoba para dar un servicio de Asesoramiento a Jóvenes Cordobeses tanto de manera presencial, como telemática, según requieran las circunstancias. Este servicio ayuda en ambas direcciones, ya que resuelve dudas jurídicas de los jóvenes de Córdoba, y al mismo tiempo, ayuda a la abogacía joven a tener contacto con personas que necesitan ayuda jurídica y ser útiles para nuestra sociedad. Este servicio se presta miércoles, jueves y viernes bajo cita previa a través del correo aja@icacordoba.es.

Además, cada uno de los miembros de la Agrupación participa activamente en todas las comisiones del Ilustre Colegio de Abogados de Córdoba. De esta forma, nos aseguramos de que la abogacía joven se encuentra representada en cada una de ellas para velar por sus intereses en cada circunstancia.

Por otro lado, algunos de nosotros nos hemos desplazado a Madrid a la sede del Consejo General de la Abogacía Española para los Plenos de la Confederación Española de la Abogacía Joven, ya que es una prioridad el acercamiento a compañeros de otras localidades y provincias. Así nos enriquecemos al conocer las distintas formas de proceder en otras Agrupaciones y podemos aplicar las buenas practicas a nuestro propio colegio.

Por último, el vocal 2º del AJA, Don Lorenzo Santana Ostos, ha sido elegido secretario de la Federación Andaluza de jóvenes Abogados, lo que permite a la abogacía joven cordobesa involucrarse mas en asunto de interés y reivindicar desde distintas instituciones los derechos de la abogacía joven.

¿Qué metas te marcas en esta legislatura?

Los compañeros, sobre todo en sus inicios, no deben verse solos, y deben saber que tienen un respaldo o alguien a quien acudir cuando cualquier duda les asalta. Esa es nuestra meta fundamental.

La abogacía joven cordobesa a lo largo de su vida institucional se ha convertido en un referente, y debe seguir siendo así. Se ha logrado por los predecesores que la voz de los jóvenes sea escuchada, respetada y tenía en cuenta, tanto por los Órganos colegiales e institucionales, así como por la sociedad civil de nuestra ciudad. A pesar de ello, hay muchas iniciativas que aun requieren su puesta en funcionamiento.  Desde la agrupación tenemos sobre la mesa varios proyectos formativos y prácticos, así como incentivos a nuevos colegiados.

Sobre todo, queremos transmitir a la abogacía joven cercanía, que sepan pueden contar con la agrupación. Brindar nuestro apoyo en los problemas que puedan tener en el día a día de la profesión con los diferentes agentes jurídicos es nuestro mayor afán. Los compañeros, sobre todo en sus inicios, no deben verse solos, y deben saber que tienen un respaldo o alguien a quien acudir cuando cualquier duda les asalta. Esa es nuestra meta fundamental.

¿Qué aspectos urge mejorar de forma prioritaria para bien de los abogados recién incorporados a la profesión?

Una de las asignaturas pendientes es la formación “como empresarios” de los abogados jóvenes. Los abogados que acaban trabajando por cuenta propia superan en número a aquellos que son contratados en despachos. Por ello, sin lugar a duda, una cualidad imprescindible sería la formación como empresarios.

Una de las asignaturas pendientes es la formación “como empresarios” de los abogados jóvenes

La falta de enfoque práctico en la formación, tanto durante el grado como en el máster de acceso, no prepara a los alumnos para el mundo profesional al que se van a enfrentar. Como por ejemplo la captación de clientes o los problemas para minutar, que son unas de las principales trabas de los recién incorporados.

Precariedad laboral, falsos autónomos y falta de salarios dignos acordes al esfuerzo realizado, es otro asunto que urge solucionar a toda costa.

¿Qué ha supuesto —en tu opinión— el Covid de cara a la vida diaria del abogado/a promedio?

Entre otros muchos inconvenientes, el uso de las tecnologías durante esta pandemia ha agravado la falta de desconexión digital que repercute en una falta de descanso y todo esto afecta a la conciliación. Los despachos deberían implementar mejores sistemas de gestión de los equipos de trabajo, tener una mayor concienciación sobre la desconexión y el derecho de descanso para que los abogados puedan rendir mejor y sobre todo innovar para automatizar procesos que pueden quitar mucho tiempo al abogado.

Las actuales circunstancias, con una prolongada epidemia que perturba gravemente el normal funcionamiento de la sociedad y de sus instituciones, vienen a agravar aún más, hasta prácticamente colapsarla, la ya de por sí usual difícil situación de nuestra Justicia, con la consiguiente adicional complicación para el ejercicio profesional de los letrados.

¿Qué papel juega la mujer actualmente en la abogacía?

La igualdad de género en la abogacía española debe ser una prioridad para las instituciones colegiales. Según el estudio realizado por el CGAE sobre el asunto, las retribuciones son un 20% inferiores de media con respecto a los abogados, existe mayor dificultad para la conciliación laboral y familiar, y sigue al orden del día el techo de cristal.

En los diferentes colegios e instituciones de la abogacía no se consigue consenso para cambiar los términos “abogado” por “abogacía” y siendo este el eslabón más elemental, imagínense el resto de las reivindicaciones por la igualdad donde se encuentran.

La mujer abogada tiene mucho que aportar. Si tengo que escoger cuáles son las cualidades que la mujer aporta al ejercicio profesional, me quedo con aquéllas que identifico en todas las abogadas con quienes comparto mi día a día: la capacidad innata de hacer y pensar en varias cuestiones a la vez; la intuición, que nos permite adelantarnos a los hechos y ver más allá de lo evidente; la emoción, que nos hace apasionadas de nuestras luchas e intereses; y la planificación, que nos permite organizar y priorizar nuestras ocupaciones para alcanzar a equilibrar nuestra vida profesional con el hogar.

Cada vez hay más mujeres en los grados y másteres; y ojalá con el tiempo, ello ocurra también en el ejercicio profesional, donde todavía existe un espacio inmensamente rico para que aportemos con nuestras ideas, nuestras destrezas únicas y nuestras habilidades innatas.

¿Qué valor otorgas a la especialización en el momento actual del sector jurídico?

El nuevo Estatuto de la Abogacía exige una activa especialización y formación continua durante toda la trayectoria profesional.

En mi opinión, la especialización es el futuro, pero sin olvidar algo tan obvio como importante que es que generalmente, cualquier rama del Derecho se encuentra afectada de manera transversal por cualquiera de las otras ramas del Derecho, por lo que se debe tener una visión amplia del derecho antes de especializarse.

Revista de Empresa
RECIBE NOTICIAS DE EMPRESA en tu correo

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.