Los trabajos verticales se consideran una decisión acertada en casi la totalidad de comunidades de vecinos y cada vez en más propiedades. Este auge creciente tiene su razón de ser en un pliego de ventajas de entre las que destacar de manera sobresaliente algunas.

Tanto si tu vivienda está en un edificio con un recorrido vital como si es de reciente creación, la fachada del propio edificio está expuesta a los estragos del medio ambiente y el clima tales como la lluvia, el polvo, la contaminación, o una granizada con ráfagas de viento, que pueden hacer que la pintura salte.

La fachada del edificio está expuesta a los estragos del medio ambiente y el clima tales como la lluvia, el polvo, la contaminación y será necesario rehabilitarla cada cierto tiempo Clic para tuitear

Estos problemas no hacen acepción de uso: residencias, oficinas y complejos comerciales se ven afectados por igual. Tal como ocurre con las paredes de casa, a las que damos una mano de pintura cada cierto tiempo, la fachada tiene que ser mimada cada cierto tiempo.

Los trabajos verticales son de aplicación tanto para fachadas, como para otros elementos tales como medianeras, patios de luces, cubiertas, balcones y terrazas.

Y aquí es cuando tenemos que decidirnos por el formato clásico o, en caso contrario, optar por una empresa solvente dedicada a trabajos verticales.

Y precisamente ahora vamos a desgranar las razones más importantes por las que cada vez más reformas que rehabilitaciones mantenimiento de fachadas, cubiertas, etcétera apuestan por los trabajos verticales.

3 RAZONES PARA APOSTAR POR LOS TRABAJOS VERTICALES

Si tuviéramos que quedarnos sólo con tres razones de entre las muchas que hay para elegir los trabajos verticales cuando vas a rehabilitar una fachada diríamos:

Precio

Rehabilitar una fachada a partir de una empresa solvente de trabajos verticales ahorra muchísimo dinero. No hace falta ser arquitecto ni ingeniero para adivinar que el coste de un andamio es muy superior al de apenas unos anclajes y algunos dispositivos anticaídas.

Y además que estamos ahorrando dinero no por ello estamos renunciando a un nivel de acabado determinado. Es más, el acabado que te ofrece una rehabilitación con trabajos verticales es incluso mejor como veremos en el siguiente apartado, que precisamente es la segunda razón para apostar por los trabajos verticales.

Accesibilidad

Los trabajos verticales pueden llegar a sitios donde es muy difícil o imposible llegar con un andamio tradicional. Y es que el operario tiene mucha más libertad de movimiento y puede ubicarse en todo momento en la altura que desee y necesite.

Por lo tanto una fachada que se rehabilita se limpia O cualquier otra intervención a partir de trabajos verticales, exhibirá un nivel de terminaciones muy superior al que veníamos disfrutando hasta ahora a partir de andamios tradicionales.

Sencillez técnica

Si la sencillez técnica de los trabajos verticales te parece un aspecto menor comparado con los otros que hemos comentado: prueba a ubicar un andamio frente a la fachada de tu vivienda. Por la necesidad de espacio que requiere, el tiempo de las operaciones de montaje y desinstalación; la incomodidad en definitiva para todos los usuarios… La sencillez que proponen los trabajos verticales es decisiva.

Conclusión

Visto todo lo anterior —un pliego de ventajas realmente significativo—, es evidente que hay que apostar por una empresa de trabajos verticales. Sin embargo al hacerlo tenemos que asegurarnos de que estamos apostando por profesionales con una trayectoria consolidada y con todas las homologaciones y permisos exigibles en el sector.

Revista de Empresa
RECIBE NOTICIAS DE EMPRESA en tu correo

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.