El Brexit, marca el tono de la relación  entre británicos y el resto de países de la Unión Europea.  De todos es conocido que, muchos británicos vienen a disfrutar su jubilación a España, compran sus viviendas junto a nuestras playas o realizan inversiones inmobiliarias en nuestro país. Frente a esto surge una duda ¿hasta qué punto se ha visto comprometida esta relación por la salida del Reino Unido de la Unión Europea tras el Brexit?

«Mi empresa Hogar Property Ltd se dedica a la búsqueda de oportunidades inmobiliarias y de negocio en España para británicos. Abarcamos desde el pequeño propietario que busca una casa en España para pasar el verano y alquilar el resto del año y cuando llegue el momento de la jubilación pasar temporadas largas en España hasta el inversor que quiere un negocio. La Costa del Sol, Alicante, Valencia y las islas son las áreas que más les atraen. En definitiva, zonas de buen tiempo y turismo.» nos explica Bárbara Lazcano, profesional española residente en Inglaterra desde 2017 y que se dedica —entre otros campos— al deal sourcing, esto es: la búsqueda de oportunidades en España.

«La entrada del Brexit crea incertidumbre en muchos aspectos aún sin resolver: Sanidad, Impuestos, libre circulación de personas, etc. Por ejemplo, la Sanidad actualmente es gratuita para los ingleses en España, como para cualquier otro ciudadano de la Unión Europea. Al salir de la misma, no va a ser así. Este es uno de los ganchos  que animaba a los británicos a invertir en nuestro país. Ahora ya muchos de ellos están contratando seguros médicos privados ante el nuevo panorama.»

La sanidad gratuita, como ciudadanos de la Unión Europea, era uno de los ganchos que atraía los ingleses para invertir en España. Tras el Brexit no va a ser así. Clic para tuitear

Si ya de por sí el Brexit introducía una variable complicada a los mercados ahora la reciente pandemia del coronavirus y la subsiguiente crisis han agravado aun más el problema.

«La verdad es que el Brexit, ahora unido además al coronavirus y consiguiente crisis en ambos países, está afectando mucho al sector inmobiliario. Las ventas están muy paradas a la espera de ver qué ocurre en los próximos meses.» apunta Lazcano.

El brexit y sus efectos sobre la vivienda

En el actual escenario, el mercado de las inversiones inmobiliarias se llena de incógnitas: ¿En cuánto cifraríamos la caída de compra de vivienda de ingleses en España desde el Brexit? ¿Se puede obtener ese dato de forma fiable o siempre estaría contaminado por la influencia del Coronavirus? «Se estima que ha sido de tan solo un 14% a pesar de la  depreciación de la libra frente al euro desde que Reino Unido votó a favor del Breixit  en junio 2016, lo que supone que  la vivienda se encarezca para el británico.» nos cuenta Barbara.

Ese encarecimiento de la vivienda, es un hándicap severo. El hecho de que la moneda local pierda valor respecto a la vigente en el lugar de la compra, hace resultar mucho más cara la compra a los ciudadanos ingleses que en otro tiempo compraban residencia en España para su retiro, vacaciones etc.

Esto no solo es un problema de divisa. ¿Cómo lo está abordando el ciudadano británico? «Pues se lo está pensando mucho porque hay muchos flecos sueltos todavía: sanidad, pensiones, visados, etc.  Todo indica que les va a salir más caro comprar una vivienda desde enero de 2021: probablemente a la hora de solicitar una hipoteca vayan a necesitar un depósito mayor, ya que las entidades financieras bajarán el % de financiación al 60-65%.  Los ciudadanos europeos tributan al 19% de los rendimientos capital inmobiliario y en Inglaterra ahora van a pasar a tributar el 24% desde el 1 enero 2021» puntualiza Bárbara.

A un precio que se eleva por culpa de la divisa que se deprecia, añadimos la desconfianza del sector bancario, que aporta menos financiación a este tipo de operaciones. Y con toda esta ensaladilla creada por el Brexit, llega el COVID, con su problema social, económico y sanitario:

«A todo ello hay que sumar la incertidumbre que el propio Covid 19 genera, y que ha llevado al Reino Unido a una crisis; el desempleo está aumentando y si bien el gobierno ha dado muchas ayudas a empleados y empresas desde marzo, las ha reducido significativamente» termina por señalar Bárbara.

Vivir en Inglaterra

Nuestra protagonista es una «Licenciada en LADE. Durante casi 20 años he trabajado en departamentos financieros por mi cuenta y en grandes empresas.» En España poseía una sólida actuación profesional «Tengo un espíritu emprendedor y así, en España, poseí mi propia clínica médico-dental, estuve involucrada en una empresa de networking y busqué viviendas para otra gente, etc»

BREXITComo muchas personas de nuestro tiempo, ha debido abrirse paso en otro país, llevada por el itinerario familiar o laboral: «Llegué a Inglaterra en el 2017 gracias a que una franquicia española expandiéndose en Reino Unido ofreció a mi marido la posibilidad de poner en marcha un departamento médico. En ese momento, yo llevaba el control de gestión de varias empresas en España a nivel outsourcing y buscaba financiación para particulares y empresas, por lo que conocía a muchos inversores y emprendedores en España. Seguí manteniendo mi actividad profesional desde Reino Unido y al mismo tiempo encontré socios locales en España para comenzar mi negocio de ‘deal sourcing’ (búsqueda de oportunidades) en España. El sector inmobiliario en Reino Unido ofrece muchas estrategias distintas y tienen una mentalidad más abierta. Hay una red muy amplia de networking y me resultó fácil conocer inversores.»

Pues seguiremos de cerca la pista a Bárbara, con quien pueden hacerse una idea, un croquis avanzado de cómo es la inversión inglesa en España en este nuevo escenario. Lógicamente para tener datos más concluyentes deberíamos esperar a que transcurra el final de la pandemia que nos azota para ver realmente qué factores está imponiendo el propio Brexit.

Revista de Empresa
RECIBE NOTICIAS DE EMPRESA en tu correo

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.