«Un directivo que no gestione correctamente sus emociones, herirá a la empresa que dirija.» Entrevista con Emma Trilles. Psicóloga & LifeCoach

Estamos felices de traer a Emma Trilles a nuestra revista. Leemos habitualmente lo que escribe, nos encanta su perfil, su manera de transmitir… y por suerte la tenemos con nosotros. ¿Eres emprendedor? ¿Eres empresario? ¿Eres una persona de carne y hueso? Pues sea cual sea tu vertiente, lee despacito esta entrevista porque está perlada de sabiduría y reflexiones que ensanchan la densidad y calidad de esta web. Sin más preámbulos, vamos con Emma.

¿Quién es Emma Trilles y qué servicio/os presta?

«Emma es una mujer que desde bien niña ha tenido muy clara su vocación hacia las personas, concretamente hacia ayudar a los demás. Inicialmente a nivel estudios enfoqué esta necesidad, esta vocación, hacia el ámbito infantil, estudiando la Diplomatura en Magisterio, fue durante ese periodo donde empecé a familiarizarme con la psicología y en aquel momento tuve claro que esa quería que fuera mi profesión, por ello continué mis estudios dirigiéndolos hacia esa disciplina.  Me inicié en el mundo de los recursos humanos, en una consultora donde durante más de quince años me formé y aprendí muchísimo. Posteriormente la vida me puso a prueba y tuve que tomar la decisión de abandonar esta empresa por motivos personales. Lo que inicialmente fue un “en estos momentos he de centrarme en otros ámbitos de mi vida” duró unos meses; por mi carácter me fue muy difícil obviar la faceta laboral así que decidí reinventarme priorizando en aquel momento la flexibilidad horaria que necesitaba.  Desde hace ya más de siete años ejerzo como psicóloga en mi consulta de Valencia y reconozco que me siento totalmente realizada, respecto de los servicios que ofrezco éstos se podrían dividir en tres bloques:
Sesiones psicológicas, de Life Coach y/o de Love Coach para adultos tanto en modalidad presencial como “on line”.
Sesiones psicológicas presenciales para niños y adolescentes. Formación en Habilidades Sociales y Coaching Directivo para empresas. «

Estamos en una revista dedicada al ámbito corporativo, negocios etc. por ello le pregunto ¿Qué nivel de desarrollo o carencia cree que tienen los directivos españoles en cuanto a la gestión emocional en la empresa?

Por suerte, el componente emocional ya se ve como un aliado y no como un signo de vulnerabilidad. Las organizaciones cada vez demandan más formación en este ámbito y es muy lógico

«Bueno, yo no diría que hay directivos implicados más o menos en la gestión emocional; yo diría que hay personas que tienen muy clara la necesidad de esa gestión y lo muestran en todas o en muchas facetas de su vida: como padres, parejas, laboral, amigos… Por suerte, el componente emocional ya se ve como un aliado y no como un signo de vulnerabilidad. Las organizaciones cada vez demandan más formación en este ámbito y es muy lógico pensar que aquellos directivos, técnicos, administrativos, comerciales que controlan sus emociones; demuestran autocontrol, son empáticos, asertivos, tienen habilidades sociales,… van a lograr que la empresa a la que representen aumente su rendimiento, su productividad y la imagen que den al exterior. Del mismo modo que un directivo que no gestione correctamente sus emociones, que no sepa regular su inestabilidad, que no tenga unas correctas habilidades,… herirá a la empresa/departamento que dirija. Desde luego en este aspecto vamos avanzando, el numero de directores generales / directivos que creen en el impacto de la gestión emocional y son conscientes del valor que van a ofrecer a su organización, a sus empleados/colaboradores y a sus clientes, está en alza y ya se habla de ello como algo incuestionable.«

¿Podría explicar el concepto Locus de Control Interno y Externo a nuestros lectores y cómo afecta en el día a día de sus empresas?

«Sabemos que el “Locus de control” es la interpretación de la persona referente a la manera que ésta tiene de interaccionar con el entorno. La explicación teórica que dio Rotter, en 1966, quien consideró el locus de control como un rasgo de personalidad fue la siguiente: -Si la persona percibe que el acontecimiento es contingente con su conducta o sus propias características relativamente permanentes, se ha dicho que es una creencia en el control interno; cuando un refuerzo es percibido como siguiendo alguna acción personal, pero no siendo enteramente contingente con ella, es típicamente percibido, en nuestra cultura, como el resultado de la suerte, y en este sentido se ha dicho que es una creencia en el control externo-. De esto se desprende que aquellas organizaciones en las cuales la mayoría de sus empleados destaquen por un locus de control interno serán sumamente afortunadas; sin duda alcanzarán un mejor clima laboral, una menor rotación de personal, un exquisito servicio al cliente y una implicación máxima de sus empleados. ¿Por qué? Porque las personas que disponen de este rasgo asumen la responsabilidad de sus acciones, por ello son dignos de la confianza de sus colaboradores, se implican y trabajan duro, les seducen los desafíos, son conscientes de que con esfuerzo pueden modificar situaciones, se saben automotivar, no buscan culpables ante los conflictos se centran en buscar soluciones, cuando se requiere pueden ser autosuficientes y además confían en sus posibilidades. Por todo ello, sería sumamente importante que “el locus de control interno” fuera incluido como un requisito en los procesos de selección de personal de las organizaciones, al menos para aquellas posiciones de carácter crítico.«

¿Qué cree que hace falta a nivel psicológico para lanzarse a emprender? ¿Qué consejo daría a un emprendedor que está en su fase más inicial?

«Pienso que para lanzarse a emprender lo primero, antes de hablar de cualidades, es saber cuales son nuestras fortalezas, definir en que somos buenos, saber lo que queremos, por qué lo queremos y poder llegar a visualizarnos en nuestro sueño; yo en este punto diferenciaría al emprendedor “por obligación” del emprendedor por vocación, por motivación de logro…  A nivel psicológico es necesaria una mínima seguridad en uno mismo y en sus posibilidades, tener un pensamiento estratégico, buenas habilidades sociales, energía, ilusión, esfuerzo, implicación, fortaleza emocional, ser cauteloso, saber medir riesgo y tener una dosis tremenda de ilusión por su proyecto.
Yo decidí emprender hace siete años y le aseguro que no tuve mucho apoyo más allá del de mi familia cercana. En aquel entonces yo tenía 40 años la mayoría de mensajes que recibía eran del tipo “eres demasiado mayor”, “aunque te conozcan en el sector de recursos humanos, no tienes nombre en el ámbito de la psicología”, “te has parado a pensar cuant@s psicólog@s hay en Valencia”,… realmente eran poco motivadores y alentadores, yo escuchaba, porque hay que hacerlo, pero decidí seguir luchando por mis sueños con cautela pero con empuje. ¿Sabe cuanto tiempo tardó en llegar mi primer cliente? ¡Seis meses! en los que aproveche para ampliar mi formación, preparar material, procedimientos. Realmente esa primera llamada pidiéndome una cita, además un sábado, no la olvidaré nunca, para mi fue un golpe de adrenalina tremendo, recuerdo colgar el teléfono y caerme una lágrima de felicidad porque supe en ese momento que por fin iba a arrancar, en estos momento recuerdo aquel día con mucha ternura.
Yo, a todas las personas que están en este momento pensando en emprender o iniciando esta aventura, les diría que hagan bien las cosas, que sean profesionales desde el momento cero, que mientras lo estén intentando no duden, que frenen su impaciencia, que luchen al 100% pero que siempre tengan un plan B porque si en un plazo razonable no funciona no podemos dejar que nos vaya la vida en ello, pero hasta que llegue ese momento hay que implicarse totalmente en tu sueño, no valen las medias tintas.«

 

Háblenos de su libro —TODAS LAS HISTORIAS ACABAN HABLANDO DE AMOR— ¿Qué vamos a encontrar en él?

«Desde hacía varios años, de un modo habitual algunas personas que me siguen por redes me preguntaban si tenía algún libro publicado, incluso me animaban a escribirlo. Yo, aunque en ocasiones, lo había pensado, jamás lo hice de un modo serio. El 2017 fue un año intenso a nivel emocional, muchas vivencias dentro y fuera del ámbito laboral que me generaron la necesidad de expresarme, esto coincidió con que claramente vi qué formato de libro me gustaría hacer llegar a los posibles lectores en el caso de lanzarme a ello, ambas cosas creo que fueron el detonante para animarme a escribir –Todas las historias acaban hablando de amor.– Es importante comentarles que en los últimos años de un modo inesperado me he centrado y especializado mucho profesionalmente hablando en el ámbito sentimental; podría decir que ocupa el 70% de las temáticas que trato en consulta con adultos, esto me ha hecho darme cuenta de que la mayoría de personas hemos pasado, pasamos o pasaremos por situaciones comunes, por vivencias similares, por miedos habituales… sabía que podría ayudar a otras personas contando experiencias de la consulta que ocurren de un modo bastante regular o recurrente, explicando también como se trabajaron y se superaron. Relato ocho temáticas muy comunes hoy en día, ocho historias, noveladas, basadas en hechos reales; hablo de la infidelidad, la homosexualidad, la rupturas, la soltería, el amor a partir de los 60, relaciones cuyos miembros tiene diferencias de edad muy marcadas y de qué ocurre cuando esa relación que creías estaba en un buen momento se rompe inesperadamente. Durante todos estos años de trabajo en consulta me he dado cuenta de cuanto nos dañan los prejuicios, los miedos, la falta de empatía,… y justo ese fue el objetivo de “Todas las historias acaban hablando de amor” trabajar estas problemáticas en los lectores, de cualquier sexo y edad, para entender la vida de un modo abierto, mas objetivo y más sereno.»

Pues esta es Emma Trilles, una persona cargada de experiecia vital, de emprendimiento, de visión de las personas como el recurso central de toda tarea, negocio, empresa… Una profesional a la que agradecemos que haya dejado su esencia en estos renglones que tanto van a servir a nuestros lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *