Qué es la búsqueda semántica: pues es probablemente un término que has escuchado. Si términos como ese te pueden causar un poco de preocupación, vamos a dar información para entenderlos y despejar dudas ¿Qué es la búsqueda semántica? ¿Qué papel juega en el SEO? ¿Qué está cambiando? ¿Deberías estar preocupado? Búsqueda semántica, suena un poco complicado, pero en realidad no da tanto miedo.

¿Qué significa “búsqueda semántica”?

Esto es lo que significa la búsqueda semántica, según la definición de NXT Factor: La búsqueda semántica es cuando se utilizan una gran cantidad de recursos para realizar una búsqueda, en lugar de solo palabras clave. En otras palabras, la búsqueda semántica utiliza una amplia variedad de información para brindar resultados de búsqueda.

En Crowd, también me gusta la definición que dan:

En resumen, el propósito de la búsqueda semántica es ir más allá del significado del diccionario “estático” de una palabra o frase para comprender la intención de la consulta de un buscador dentro de un contexto específico. Al aprender de los resultados anteriores y crear vínculos entre entidades, un motor de búsqueda podría deducir la respuesta a la consulta de un buscador, en lugar de proporcionar diez enlaces azules que pueden o no proporcionar la respuesta correcta.

El navegador, en resumen, está aprendiendo a interpretar la intención de la búsqueda, no a ser un mero buscador de etiquetas coincidentes entre lo publicado y lo solicitado.

El navegador, en resumen, está aprendiendo a interpretar la intención de la búsqueda, no a ser un mero buscador de etiquetas coincidentes entre lo publicado y lo solicitado. Clic para tuitear

¿De dónde viene la búsqueda semántica?

La búsqueda semántica ha surgido de la web semántica. La web semántica se basa en ontologías. En el campo de las ciencias de la información y las computadoras, una ontología es básicamente un marco de datos e información que constituyen un sistema de conocimiento. La definición técnica es en realidad un poco más complicada que eso.

La semántica tiene que ver con el lenguaje de programación. Las computadoras obedecen a la semántica específica de un lenguaje de programación dado, siguiendo procesos específicos y cumpliendo con ciertos comandos.

Las características semánticas de una página web son cosas como metaetiquetas. Sin embargo, con el auge de la web semántica, hay muchos más metadatos disponibles para los motores de búsqueda.

Prácticamente cualquier cosa que tenga que ver con una consulta o un sitio web puede considerarse parte del dominio semántico relevante para los resultados de búsqueda. Las posibilidades son mucho más amplias.

La búsqueda semántica depende tanto del marcado semántico de los sitios web como de  la gran cantidad de información semántica de la que tiene que extraer.

¿Y para el SEO?

Para el SEO, tendremos que empezar a dirigir las búsquedas a patrones más amplios. Por ejemplo, si tienes un restaurante, no harás páginas apuntando a palabras clave como Restaurante Madrid, o Comida Mexicana Madrid, sino que deberás jugar con palabras clave más elaboradas: Comida Mexicana bien valorada en Madrid; restaurantes populares y económicos en Madrid.

Esto choca con la idea de que el usuario prefiere escribir menos que escribir más. Si piensas así, estás en lo cierto. Lo que pasa es que los altavoces inteligentes (Google Nest y Alexa) están cambiando la forma de búsqueda, porque ya no tenemos que escribir sino que hablar la búsqueda, y ahí somos más extensos y descriptivos.