Las personas, y cómo estas buscan información, productos o servicios en Internet, serán tema central de tendencia en cuanto a SEO de cara a 2021. La búsqueda semántica no es diferente. Para comprender la búsqueda semántica, comencemos con la semántica.

Esencialmente, la semántica es el estudio de las palabras, sus relaciones y lo que esas relaciones significan en contextos específicos.

«Búsqueda semántica» es cómo los motores de búsqueda usan todos los datos para determinar el contexto, intención y significado y ofrecer el contenido más relevante y completo posible Clic para tuitear

Dicho de forma sencilla: la búsqueda semántica trata de comprender el lenguaje natural de la forma en que lo haría un humano. Por ejemplo, si le pregunta a su amigo “¿Cuál es el automóvil más caro?” y luego haces otra pregunta como “¿Cuánto vale?” tu amigo entendería que  te refieres cuánto vale el automóvil más caro. Es decir, conectaría en el contexto la pregunta segunda con la primera. La Búsqueda Semántica trata de hacer menos redaccional y más conversacional al robot de Google.

La Búsqueda Semántica trata de hacer menos redaccional y más conversacional al robot de Google. Clic para tuitear

Perfecto para Google, ¿verdad? Después de todo, examinar trillones de datos para ofrecer los mejores resultados basados ​​en la consulta de búsqueda de un usuario es una especie de trabajo principal de un motor de búsqueda, ¿Verdad? En el contexto de los motores de búsqueda, la «búsqueda semántica» es cómo los motores de búsqueda utilizan todos los datos disponibles para determinar el contexto, la intención y el significado que necesitan para ofrecer el contenido más relevante y completo posible.

Ok Google o Alexa: los impulsores

Si decimos que la búsqueda semántica va a ser una tendencia ineludible a nivel seo es decir nivel de construir tu página web, no podemos pasar por alto el papel que los dispositivos de voz —los altavoces inteligentes— van a desempeñar en la promoción de esta tendencia.

La búsqueda semántica será aun más relevante para el SEO. (1)

Con los altavoces inteligentes ganan fuerza en los criterios de búsqueda «long tail» es decir: largos ¿Qué significa esto? Para buscar una misma cosa en Internet somos mucho más escuetos si tenemos que escribirla, de lo que lo seremos cuando solamente tenemos que pronunciarla. Te pongo un ejemplo:

Tú tienes una web. Vendes zapatillas de deporte especiales para corredores. En una concepción clásica de tu web, tenías que construir tu portal con palabras clave como «zapatillas Nike running» o «Zapatillas para correr» que son criterios de búsqueda cortos como los que la gente suele escribir en Google Y de ahí que sean los que eliges para tu web. Sin embargo, esa misma persona que escribe esas las cónicas búsquedas en el navegador, si tienen que hacerlo dirigiéndose a un altavoz inteligente se explayará con algo como: «cuáles son las mejores zapatillas Nike de mujer para correr». 

Esto significa que aquellas páginas web que apuesten por Contenidos basados en palabras clave mucho más desarrolladas y descriptivas alcanzarán mayor flujo de tráfico orgánico —el que no llega por anuncios— en sus páginas web.

Conclusión

La conclusión es una suma de lo expuesto. Por una parte tenemos un robot de búsqueda cada vez más avanzado y capaz de naturalizar —humanizando— el lenguaje con el que trabaja.

Por otra parte, el llamado «Internet en las cosas» (IOT) está empujando en el mismo sentido, porque está facilitando al usuario el hacer búsquedas más conversacionales, es decir, más naturales.

En definitiva: ¿esto cómo afecta a tu negocio? Tenemos que replantear el SEO —las palabras o términos por los que nos encuentran en Google— haciéndolos evolucionar hacia unas palabras clave que más bien serán ya «frases clave».