¿Qué necesitas para emprender con éxito en un negocio? Hay cientos de sitios web con guías de pasos que nos recuerdan las muchas tareas a realizar al emprender un negocio. Son muy útiles porque ayudan a dar pasos importantes, pero son solo listas de tareas pendientes. Dicen qué hacer, pero no brindan ningún consejo sobre lo que hace que un negocio sea exitoso.  Lamentablemente no tendremos éxito simplemente por completar una lista de tareas. Tampoco el negocio será un éxito solo por pensar que es una buena idea. Entonces ¿Qué determina si podremos emprender con éxito?

Emprender con éxito: consejos

  1. Conócete a ti mismo, tu verdadero nivel de motivación, la cantidad de dinero que puedes arriesgar y lo que estás dispuesto a hacer para tener emprender con éxito ¿A qué estás dispuesto a renunciar para alcanzar esa meta? ¿Cuántas horas a la semana trabajarás de manera continua? ¿Hasta dónde te apoya la familia? Para emprender con éxito, manten tus planes comerciales alineados con tus objetivos y recursos personales y familiares.
  2. Elige el negocio adecuado para ti. La antigua fórmula, encontrar una necesidad y llenarla, todavía funciona. Siempre funcionará. La clave del éxito es encontrar las necesidades que puede llenar, que desea llenar, y que generarán suficientes ingresos para construir un negocio rentable.
  3. Asegúrate de que realmente hay un mercado para lo que deseas vender. Uno de los errores más grandes que cometen las startups es asumir que mucha gente querrá comprar un producto o servicio en particular, porque al dueño del negocio le gustan las ideas o conoce a una o dos personas que quieren el producto o servicio. Para minimizar el riesgo de pérdidas, nunca asumas que hay un mercado. Investiga la idea. Habla con posibles clientes potenciales (que no sean familiares y amigos) para averiguar si lo que deseas vender es algo que les interesaría comprar y, de ser así, lo que pagarían por el producto o servicio.
  4. Investiga a los competidores. No importa qué tipo de negocio estés iniciando. Tendrás competidores. Incluso si no hay otro negocio que ofrezca exactamente lo que planeas vender, es muy probable que haya otros productos o servicios que los clientes objetivo estén utilizando para satisfacer sus necesidades. Para tener éxito, hay que investigar la competencia y averiguar lo más posible sobre lo que venden y cómo lo venden. La investigación competitiva es algo que también debes planear hacer de manera continua.
  5. Plan maestro.  Si no estás buscando inversores o no estás invirtiendo una gran suma de dinero en el negocio, es posible que no necesites un plan comercial elaborado, pero sí necesitas un plan, que especifique tu objetivo, tu destino, y luego presenta al menos una hoja de ruta esquemática sobre cómo llegarás a donde quieres ir. El plan cambiará a medida que progreses y aprendas más sobre tus clientes y competencia, pero aún así ayudará a mantenerse orientado y alineado en las direcciones correctas.
  6. Conoce las necesidades operacionales. La mayoría de las personas que están pensando en comenzar un negocio se centran en lo que venderán y a quién lo venderán. Lo que a menudo no consideran es cómo operará realmente el negocio. Por ejemplo, si estás vendiendo artículos, ¿cómo se entregarán? ¿Cuánta atención al cliente se necesitará, ya sea para responder preguntas sobre el producto o para responder a personas cuyos envíos no han llegado? ¿Necesitarás aceptar tarjetas de crédito? ¿Facturarás a los clientes? ¿Quién hará un seguimiento para asegurarse de que paguen? ¿Quién construirá y mantendrá el sitio web y su presencia en las redes sociales? Incluso si estás empezando con un pequeño negocio de servicios personales, estos son asuntos que debe considerar y planificar.
  7. No pospongas.  ¿Escuchaste a personas aconsejan a los posibles dueños de negocios que no sigan adelante con su negocio hasta que hayan investigado hasta el último detalle del negocio que desean comenzar, y estén absolutamente seguros de que todo funcionará y será rentable? El problema con ese enfoque es que lleva a la dilación. Nadie realmente tiene todas las piezas en su lugar, incluso después de haber comenzado con un negocio. Sí, debes investigar el mercado, tener un plan… Pero si intentas hacer que todo sea perfecto antes de su lanzamiento, puede nunca llegues a comenzar el negocio en absoluto. Si esperas al principe azul, tal vez nunca aparezca y te quedes compuesta y sin novio/a.
  8. Comience a pequeña escala antes de ir a por todas.  Algunas personas creen que los empresarios toman riesgos. Pero en su mayor parte, a los empresarios exitosos no les gusta caminar con los ojos vendados. Toman riesgos controlados. Ponen a prueba una idea a pequeña escala, luego se basan en lo que funciona bien, ajustan lo que promete y descartan los errores.
  9. No te obsesiones con los errores ni te desmoralices por ellos. La diferencia entre las personas exitosas y todos los demás es que las personas exitosas aprenden de sus errores y siguen adelante . No se detienen con el fracaso, no culpan a la economía, no maldicen su mala suerte o culpan a otras personas por su destino. Si el camino hacia su objetivo está bloqueado, buscan un camino alternativo o, a veces, eligen un objetivo diferente y más alcanzable.
  10. Aprende de los demás. Encuentra mentores, únete a grupos con personas de ideas afines, aprende todo lo que puedas sobre tu sector… Asiste a conferencias y realiza cursos de capacitación cuando estén disponibles. Compra cursos ofrecidos por expertos. Ahorrarás una tremenda cantidad de prueba y error al aprender de personas que ya lo han hecho antes.
  11. Piensa en lo que haces como negocio.  Realiza un seguimiento de los ingresos y gastos, y pon el dinero de la empresa separado de los fondos personales, descubre qué normas debe cumplir su empresa (compliance).
  12. Comprende la diferencia entre trabajar para ti y construir un negocio continuo. Si deseas construir un negocio, necesitas desarrollar sistemas y métodos que permitan contratar a otras personas para que HAGAN el trabajo del negocio mientras lo planificas. Limitas el potencial de crecimiento si no traes a otras personas para que trabajen para ti.
  13. Conoce a inversores. Si el negocio que estás iniciando necesita inversores para crecer, haz lo que puedas para averiguar qué buscan los inversores y dónde encontrar a aquellos que podrían invertir en tu tipo de negocio. Los business angels y el capital de riesgo son un buen lugar para comenzar: asiste a las reuniones que realizan o reuniones en las que los inversores participan.
  14. Sal afuera.  Pide lo que quieras (de manera educada). Recuerda, a las personas les gusta hacer negocios con personas que conocen. Haz que la pelota ruede y mantenla en movimiento continuamente extendiéndose y presentándose a nuevas personas. Cuenta lo que haces al máximo de personas. Hazte visible en sociedad y en redes sociales.
  15. Adopta el marketing digital. Incluso si tienes un negocio local, necesitas una presencia digital integral. Como mínimo, necesitas un sitio web de aspecto profesional, una lista de correo electrónico que permita comunicarse con clientes actuales y potenciales de manera regular y presencia en los canales de redes sociales que los clientes frecuentan. Aunque puedas obtener muchos clientes de referencias o redes, necesitas una fuerte presencia digital. La razón: es probable que los clientes potenciales te busquen en la web antes de decidir si contactar o no. Los cupones, las ofertas especiales y la información práctica enviada a la lista de correo electrónico pueden alentar a los clientes a que compren o realicen compras recurrentes.
  16. Nunca dejes de aprender y probar cosas nuevas. Lo que es rentable ahora, no será necesariamente rentable el próximo año o dentro de 10 años. Por lo tanto, no te dejes caer en la rutina de «esta es la forma en que siempre he hecho las cosas». Mantén sus ojos y oídos abiertos a nuevas ideas. ¿Existen nuevas o mejores formas de comercializar mis productos o servicios? ¿Los clientes piden ahora algo que no estoy ofreciendo? ¿Hay un tipo diferente de cliente al que debería dirigirme? Saca respuestas leyendo todo lo que puedas sobre tu sector y escuchando a tus clientes.